Desde la Catedral de La Plata, Monseñor Aguer se mostró crítico contra las políticas de Cambiemos

20170525122759_unnamed

“No puede ser que un tercio de la población argentina se encuentre bajo la línea de la pobreza”, afirmó monseñor Héctor Rubén Aguer citando al informe que dio a conocer meses atrás la Universidad Católica.

Con esa dura declaración hacia el gobierno de Mauricio Macri, el arzobispo platense comenzó hoy el Tedeum en la Catedral de La Plata por el 25 de Mayo, ante la atenta mirada de la gobernadora María Eugenia Vidal y el alcalde Julio Garro, entre otras autoridades y políticos bonaerenses de renombre y decenas de fieles.

Y recordó que: “aquel 25 de Mayo de 1810, según cuenta la historia, también fue lluvioso”. “Parece ser que en estos 207 años de la Revolución, lo más difícil es lograr la concordia y durabilidad de los gobiernos. Estuvimos rodeados por luchas civiles y la intromisión de los militares que no resolvieron los problemas de la gente”, amplió Aguer.

¿Será una cruz de la Argentina que no podemos encontrar la paz necesaria?, se preguntó el clérigo y a continuación se respondió: “Me niego a asumirlo (que así sea)”.

Asimismo, el arzobispo metropolitano de la Arquidiócesis de La Plata destacó los 34 años de democracia ininterrumpida pero no ocultó su malestar con el presente que atraviesa el país. “No puede ser que hoy en día un tercio de la población sea pobre, ¿será culpa de los otros dos tercios o de los Gobiernos?”, lanzó.

Sin embargo, bajó el tono de su discurso con un guiño a la mandataria bonaerense. “Celebro que se trabaje en contra de la corrupción y el esfuerzo que se hace por combatir a las mafias”, dijo con voz solemne para luego mencionar su valoración positiva por intentar “desmontar el narcotráfico”.

Posteriormente, el prelado volvió a la carga contra el actual oficialismo al asegurar que “muchas veces los gobernantes prefieren tener más lobby con los empresarios que escuchar el pedido de la gente”.