HASPER ADVIRTIÓ QUE LAS OBRAS DE PAVIMENTO LAS DEBERÁN PAGAR TODOS LOS VECINOS, NO SOLO LOS FRENTISTAS

IMG_5684

El Secretario de Gobierno, Dr. Pablo Hasper, aceptó un entrevista con este medio respecto de la polémica sobre si las obras de asfalto tienen o no costo para los lobenses. Comenzó diciendo: “Para que nosotros podamos recuperar el dinero invertido en las obras de pavimento, y con esos fondos poder seguir pavimentando en otros barrios, requerimos de la aprobación de HCD. Por lo tanto en el caso de que, como sucedió, el Concejo no apruebe la obra de utilidad pública y pago obligatorio, no se la vamos a poder cobrar a los frentistas. Consideramos, que todos los temas pueden charlarse y conversarse, que podemos tener matices. Pero en concreto, el hecho de que el Municipio haya realizado una obra de pavimento que mejora la calidad de vida de los frentistas, y valoriza las propiedades, y no tengamos posibilidad de recuperar los fondos, no es algo que nos parezca correcto”.

Agregó que: “Ahora bien, en el HCD tenemos una mayoría opositora, que toma decisiones, las respetamos como tal, pero esperamos contar en los próximos procesos electorales con un mayor acompañamiento para no tener estas trabas. El argumento de la oposición es que no se llamó al registro de oposición previamente, pero la realidad es que si lo hacemos con posterioridad y el Concejo avala o presta conformidad y lo vecinos no se oponen, hubiéramos podido subsanar cualquier tipo de incorrección que se haya cometido, cuestiones de procedimiento de parte del Ejecutivo. Acá hay dos posturas: podemos aferrarnos a los vicios de procedimiento y hacer una tragedia de esto, o subsanar ese hecho. Yo fui concejal hace unos años, y sé cómo funciona, en este caso la decisión no es compartida por el DEM. Veremos si hay la posibilidad de buscar otro camino, de insistir con esta cuestión, y que se revea la posición de los concejales”.

Y sostuvo que: “Si no ha habido un apego estricto al procedimiento, tenemos la posibilidad de subsanarlo, como dije antes. En una contribución de mejoras, el órgano último que toma la decisión es el Concejo. Yo creo que se busca la solución más fácil, de decir “esto no está como a mí me parece”, y no aprobar nada. Yo siendo concejal de la oposición, cuando venía una situación irregular, intentábamos remediarlo. Hubo una situación muy similar en la gestión anterior y pese a ello el Concejo lo convalidó”.

“Lo peor de todo, es que es falso lo que dicen los concejales, que el vecino no va a pagar la obra. Porque ahora, en lugar de hacerlo solamente los frentistas, deberán abonarla todos los contribuyentes con sus tasas. Todo recurso público lo pone el vecino. Lo que intentamos hacer, es que en vez de pagar todos por una obra de un determinado barrio, lo hagan quienes realmente se benefician con ella. Es un acto de justicia. Esta es la discusión que tenemos que dar, quiénes queremos que paguen la obra”.

“En todos los planes de pavimento nuevo, conociendo lo celosos que son del procedimiento los concejales de la oposición, no les vamos a dar ningún motivo para que suceda lo mismo”, añadió con ironía.

Y enfatizó: “Que los fondos para pavimento provengan de Provincia o Nación no significa que no haya que devolverlos o que sea gratis”.

JUICIOS MILLONARIOS CONTRA EL MUNICIPIO

Con respecto a los juicios que el Municipio “heredó” de la gestión anterior, expresó: “más que ser muchos juicios, son por mucho dinero, que pueden comprometer el patrimonio municipal. Es una preocupación y el equipo de Legales está abocado a eso, también para proteger a los vecinos. Imagínese Ud. que si por un lado no aprueban fondos invertidos en obras públicas, a ello hay que sumarle hacer frente a juicios con sentencias millonarias del gobierno anterior. Así no vamos a tener recursos. El juicio de la cava nos tiene muy atentos y preocupados, con una sentencia y un estado de apelación que veremos cómo se resuelve”.

“Sobre el predio la Escuela Secundaria 4, el particular damnificado argumenta poseer el mismo por usucapión y la Justicia dictó una medida de no innovar. Qué pena que en sus discursos sobre el tema, el concejal Carriquiry y tantos otros no hayan mostrado la misma preocupación al momento de iniciar la obra. El gobierno anterior nos metió en este embrollo, por no tomarse los recaudos necesarios. Ahora se creen los dueños de todas las soluciones, es indignante. En este momento el caso está judicializado y es el magistrado quien decide, nosotros no podemos impedir el deterioro de la obra como los ediles sostienen sin una decisión judicial. Interviene la Justicia, ya no pasa por una cuestión de lo que podamos decidir o no nosotros”, concluyó el funcionario.