Con una inversión de $ 7 millones, el Municipio decidió repavimentar por completo la calle Echave

En conferencia de prensa, el Secretario de Obras Públicas, Guillermo Galazzi expresó: “La calle Echave es una de las que más reclamos y demandas de los vecinos recibe en mi Secretaría, por los baches, los pozos, accidentes…son 20 cuadras pero la mitad está muy deteriorada y hay que repavimentarlas. Por eso estamos gestionando fondos para poder hacerlo, que será por etapas. En una primera etapa, lo que vamos a hacer este año es repavimentar cinco cuadras que son las más críticas, del Bº FONAVI en dirección a Empalme, que son las más afectadas. Mientras tanto, no podemos dejar esto así. Hasta que licitemos la obra, una solución paliativa será continuar con el plan de bacheo, pero no queremos invertir mucha plata para algo provisorio. Por eso preferimos bachear otras zona y en la Echave colocar piedras, como hicimos en la calle Belgrano el año pasado, para que los vecinos puedan circular con normalidad”.
Precisó asimismo que: “La obra de repavimentación tiene un costo de casi 7 millones de pesos, hay que levantar todo el asfalto, realizar una buena base de suelo cemento, y vamos a construir pavimento de hormigón de 18 cm de espesor. Ya desde el año pasado llevamos hechas más de 32 cuadras en distintos barrios”.
Dijo el Intendente Etcheverry, que no habría inconvenientes legales para trabajar en la calle Echave (recordemos que hay un juicio de por medio). Y para concluir, sostuvo: “Es lamentable volver a poner plata en un lugar donde ya se hizo, porque es el erario público. Y algún vecino se preguntará por qué priorizamos la Echave y no otra calle. Estuvimos analizando varias posibilidades, y hoy por hoy, no hay forma de repararla como está. Si se hace bacheo, volverá a romperse en un corto plazo (…) Ya tenemos un preacuerdo para gestionar los fondos, estimamos que en 2 o 3 meses estaremos empezando a trabajar en las cuadras más difíciles”.
Acotó Galazzi que: “El inconveniente de las calles Emilio Castro, Belgrano, Echave, entre otras que se hicieron con pavimento flexible, es un problema de base, no se hizo un tratamiento adecuado, el suelo no está bien compactado. Un claro ejemplo de que el problema no es el suelo de Lobos, sino otras causas, es la calle Perón, desde la Libertad hasta la Terminal. Ese pavimento es asfáltico, tiene más de 30 años, y recién ahora tiene baches porque ha cumplido su vida útil”.