ENTREVISTA A FERNANDO FERRARI: “LA SOCIEDAD ESTÁ ENFRENTADA Y DESINTEGRADA, CON MUCHA GENTE QUE NO LLEGA A FIN DE MES”

IMG_5024

Auténtico y coherente en sus dichos, como siempre lo ha sido (cuando estuvo de acuerdo y cuando no), el Dr. Fernando Ferrari, ex candidato a Intendente, y Gerente de la Sociedad Rural, nos trazó un diagnóstico preocupante: “A la gestión de Macri la veo con dificultad, la sociedad está mal, más allá de la política. Veo muchos problemas en distintos aspectos, como la educación, lo que sucedió en la AFA, los gremios. Hay muchos conflictos con intereses creados, Macri está tratando de producir cambios y tiene la enorme dificultad de su entorno que lo condiciona. Cuando uno quiere cambiar cosas que tienen que ver con el empresariado o con los distintos estamentos, hay cuestiones que no se están dando y que la ciudadanía reclama. Reconozco los distintos aumentos de las tarifas, que el Gobierno los ha manejado mal, la gente no llega a fin de mes, y eso uno lo percibe”.

Manifestó asimismo que: “Va a ser un año bastante duro, porque los intentos por generar cambios van a chocar. Estamos enfrentados como sociedad, hay mucho “Boca-River”, la grieta aún persiste, y yo nunca fue parte de ello. Veo mucho “anti” y yo nunca fui parte de eso. La sociedad está desintegrada, hemos perdido los valores. Hay muchas cosas que las veo mal, al igual que el resto de la comunidad”.

“El Gobierno Nacional está en un momento de transición, pero insisto en que hay un problema en la sociedad, más que político o económico. Hoy en todos los lugares donde hay un acto o una manifestación que tiene que ver con otra cosa, siempre se mete la política y ahí empezamos con los problemas. No hay nada espontáneo o genuino, a mi modo de ver”.

A mí no me cayó bien que el Presidente haya ido al programa de Mirtha Legrand, además de que no lo benefició en absoluto. A quien sí veo firme es a María Eugenia Vidal, en medio del conflicto con los docentes. Pero ahí hay un problema sustancial, y te lo puedo decir porque yo soy docente de Química, y no puedo creer que un chico que llegue a 5º año no sepa leer, ni hablar de comprender un texto. No me estoy tirando contra nadie, pero alguien a ese alumno lo dejó pasar de grado hasta llegar a esa instancia. Reconozco las dificultades de la gente, a todos se nos ha apretado el bolsillo. También se ve que el Gobierno se comunica mucho por las redes sociales, el Presidente viene desde otro lugar, seguramente no ha sufrido los avatares económicos de una persona que no le alcanza el dinero. Otros mandatarios anteriores también se han apartado de la realidad”.

“El paro del 6 de abril en Lobos se sintió poco, pero en los grandes centros urbanos fue importante, sobre todo por el transporte, hubo una presión muy grande de los gremios, que dicen defender los intereses de sus afiliados cuando en realidad se enriquecen los propios sindicalistas, y que están en el mismo lugar hace 20 o 30 años”.

“La gente ya está cansada de escuchar sobre “la pesada herencia recibida”, llevamos casi dos años de Gobierno, y quizás las actuales autoridades tengan razón en cómo encontraron al país. Pero tienen que hacerse cargo, para algo se presentaron en una lista. Estoy desesperanzado por la sociedad y los enfrentamientos inútiles, más que por las decisiones políticas”.

Reiteró que: “La sociedad está desintegrada y radicalizada, reitero que hay mucha confrontación, más allá de la voluntad de diálogo que puedan tener algunos. Con respecto al rol de los medios, siempre digo que hay que leer todas las opiniones, es lo que yo hago, y uno va sacando sus propias conclusiones en base a ello”.

Para finalizar, expresó: “Sigo siendo optimista, pensando que las cosas se van a solucionar y vamos a salir adelante, veo muchos problemas para realizar cambios, donde querés tocar algo, siempre hay un obstáculo. Cada dos años estamos pensando en las elecciones, en lugar de atender las necesidades de la gente. Los políticos en general están más pendientes de la campaña que de lo que pasa en la calle. Por ahora, no nos queda otra que respetar las instituciones, las mayorías. Consensuar, dialogar, algo a lo cual no estamos acostumbrados. Hay muchos reclamos en los vecinos, yo lo puedo afirmar porque camino la calle y dialogo con todos por igual”.