FESTIVAL DE ROCK EN EL PREDIO DE LA ESTACION RECLAMANDO QUE VUELVA EL SERVICIO DIRECTO ONCE-LOBOS

IMG_4549

PLN_IMG_4583

PLN_IMG_4585

IMG_4557

En la tarde de hoy (5/3), tuvo lugar en el predio de la Estación, un festival de rock organizado por la Comisión “Salvemos al Tren”, reclamando por la restitución del servicio directo Once-Lobos. Entre las bandas que tocaron y brindaron gratuitamente su tiempo, cabe mencionar: Punto y Coma, Juan Manuel Videla y Jimmy Duarte, Furión, Tremor, y Virginia Gutiérrez.

Leo Duré, trabajador ferroviario e integrante de “Salvemos al Tren”, comentó a la prensa: “Es una idea que han tenido varios usuarios del servicio, y nosotros desde la Comisión hemos “recogido el guante”, ya que creemos que en tren directo ha sido un servicio de muchísima importancia para Lobos y la región. Recordemos que el directo a Once venía de Gral. Alvear. Pero en los últimos años de la ex empresa FEMESA, arrancaba el tren desde acá. Yo recuerdo que vivía en Marcos Paz, tomaba ese tren, y viajaba muchísima gente. Consideramos que el Estado tiene que reconocer el rol del ferrocarril. No hemos visto de parte de este Gobierno un proyecto a nivel del ramal. El servicio directo estuvo cortado desde el ’95 al ’98, anduvo un tiempo y luego lo sacaron porque en aquella época las máquinas no funcionaban muy bien, y eso traía un atraso considerable. Pero hoy la situación cambió, hay material rodante y recursos humanos para hacerlo. Por eso el Estado tendría que tomar esta iniciativa, ya que generaría puestos de trabajo. En la última campaña que hicimos, por el mal estado de las vías y el mal estado de los trenes, logramos juntar 12.000 firmas. En los tres años que duró esa campaña, conseguimos una mejora en las líneas férreas sumado a la presión de los usuarios ante los organismos oficiales. También nos preocupa el estado de abandono de la Estación de Empalme, de Zapiola, de varias localidades que apenas tienen una persona a cargo”.

Precisó Duré que: “A nuestro criterio, la obra del soterramiento del Sarmiento, es un gran negociado de unos pocos en perjuicio de miles de pasajeros, porque actualmente el sistema ferroviario eléctrico cuenta con cuatro vías, dos de ida y dos de vuelta. El soterramiento, que generará una gran deuda, constará solamente de dos vías en un túnel a 23 metros de profundidad. En ese túnel va a ser imposible poner un servicio diesel. Y sostengo que es un gran negociado, porque los terrenos que quedarían arriba, servirían para ser rematados y dejarían de ser patrimonio del Estado. Además, teniendo en cuenta la tragedia de Once, las vías de escape que tiene el usuario ante un accidente se verán muy reducidas, sobre todo para un sistema de evacuación”.