“NO TE METÁS”

-Tener miedo a represalias por el mero hecho de participar de una marcha contra la inseguridad, resulta insensato. Porque en definitiva, tenemos miedo de nosotros mismos, de lo que podríamos hacer y no hacemos. El trístemente célebre “no te metás”, sigue gozando de buena salud, sobre todo en los pueblos chicos como el nuestro. Nos han acostumbrado a ser mansos, sumisos, a dar por cierto todo lo que nos dicen y a hacer “silencio de radio”. Pero no se puede tapar el sol con una mano. Y los vecinos que fueron víctimas de robos o hurtos, han vivido en carne propia esta situación. No estamos incitando a la violencia, ni a que nadie haga algo que no quiera. Sólo decimos que somos hijos del rigor. Porque aquel que nunca sufrió una entradera, o recibió una golpiza de delincuentes estando maniatado, es probable que permanezca indiferente. Sin saber que, algún día, quizás le toque a él padecer ese calvario. Antes, los argentinos reaccionábamos solamente cuando nos tocaban el bolsillo. Así ocurrió en diciembre de 2001, cuando tocamos fondo y atravesamos la peor crisis de nuestra historia. Pero ahora hemos aprendidos que, aunque los números “den bien” (si así lo fuere), no es suficiente.

Si el próximo Gobierno no toma cartas en el asunto, el delito seguirá como si nada hubiera cambiado, amparado en Jueces garantistas y en una legislación bastante permisiva. Desde luego que a la Policía, en todos sus estamentos, le cabe su cuota de responsabilidad. Pero no podemos decir que todos los policías son corruptos. Quizá muchos sean negligentes, pero no necesariamente corruptos.

En síntesis, es menester empezar por lo más alto: tener una Corte Suprema de Justicia con hombres probos y honestos, que no se dejen presionar por el Poder Ejecutivo, dado que la Justicia es un poder independiente, tal como lo establece la Constitución Nacional. Un Juez de una conducta intachable, como el Dr. Carlos Fayt, no puede ser sometido a pericias para demostrar su lucidez mental. Si bien ya ha superado los 90 años, muchos de los que hoy lo denostan, lo tuvieron como Profesor en la Facultad de Derecho de la UBA.

El Dr. Fayt escribió 35 libros a lo largo de su historia como abogado, de los cuales 3 los dedicó a la temática del peronismo una saga sobre Historia del Pensamiento Político que abarca desde la Antigua Grecia hasta el Siglo XX. No ocupó ningún cargo público hasta 1983 y durante los años anteriores ejerció la docencia en diversas universidades y fundaciones del país. Hace 31 años que es ministro de la Corte. Tal vez, sería más atinado hacerles pericias a algunos funcionarios, cuyos dichos resultan lisa y llanamente inverosímiles.

recia

Publicidad