EL PADRE RENÉ CARI

Recibimos hoy la grata noticia de que el Cura Párroco de San Vincente Pallotti, Padre René Cari, mantendrá una audiencia en el Vaticano con el Papa Francisco. Se trata, sin lugar a dudas, de un hecho histórico. Aunque desconocemos si hubo antecedentes, si no nos traiciona la memoria, será el primer sacerdote lobense en ser recibido por el Santo Padre. El Padre René se ha ganado el corazón de la feligresía, no sólo de San Vicente Pallotti, sino de otros fieles que no dudan en trasladarse hasta Empalme para entrevistarse con él.

Sus Misas de Liberación resultan multitudinarias, y personas enfermas o afligidas hacen cientos de kilómetros para acudir al sacerdote en busca de una sanación espiritual. Numerosos son los testimonios de personas que atravesaban por enfermedades terminales, y que por la Gracia de Dios han sino sanadas luego del oficio religioso y de concurrir asiduamente a Misa. De más está decir, como siempre aclara el Padre René, que la concurrencia al Templo de ningún modo sustituye la consulta a un médico o de cualquier profesional de la salud.

Para quienes no lo recuerdan, fue el Padre René quien consiguió (o gestionó) que por primera vez el Nuncio Apostólico, la máxima autoridad de la Iglesia Católica en la Argentina, visitara Lobos. Nos consta que goza de la estima de la mayoría de los vecinos de Empalme, y que además es respetado por otros cultos.

Desde luego, habrá personas que disientan con lo que acabamos de expresar, pero no deja de ser aupicioso que este humilde cura jujeño que ya se siente un lobense más, pueda reunirse con Su Santidad. Ojalá que los resultados de esa visita sean provechosos para la comunidad.

Publicidad