EL HOCKEY, ESA PASION LOBENSE

En los últimos años, el periodismo deportivo local ha sido testigo del crecimiento del hockey (sobre todo femenino), en distintos clubes e instituciones. Sabido es que el primer club de Lobos que implemetó esta disciplina deportiva fue Athletic, pero con el transcurso del tiempo se fueron sumando otros: EFIL, Rivadavia, y Madreselva (pedimos disculpas antes cualquier error u omisión).

Del mismo modo que sucedió en la década del 70 con el tenis, cuando la irrupción de Guillermo Vilas marcó el furor de este deporte, el seleccionado nacional de hockey femenino, apodado “Las Leonas”, contribuyó en buena medida a que el hockey sumara adeptos en todo el país. Y Lobos no fue la excepción. Inclusive, Athletic tiene el privilegio de contar con una estupenda cancha de césped sintético, que pone a la institución rojinegra a la vanguardia. Así como lo había hecho con el basquet al colocar el piso de parquet, el hockey se volvió una prioridad para los directivos, siendo hoy los dos deportes más convocantes que tiene el LAC.

A diferencia de otros deportes como el fútbol (o del hockey sobre hielo que podemos ver en canales como ESPN), el hockey no registra episodios graves de violencia, y por lo general en un partido el equipo que resulta derrotado acepta esa situación sin generar disturbios. Y si bien es masivo, en el hockey no hay barrabravas ni muchos menos reventa de entradas para los partidos importantes del Mundial o de la Champions Trophy. Desde hace varios años fue incorporado como deporte olímpico, y ello no hizo más que encender el entusiasmo popular por volcarse al hockey. Sin lugar a dudas, “un mundo aparte”, del cual todos deberíamos aprender en lo que atañe a la camaradería y al aspecto organizativo.

Publicidad