EN LA SEDE DE SUTEBA LOBOS, EL HISTORIADOR SERGIO CARCIOFI PRESENTÓ SU LIBRO “SI LOS MUERTOS NO HABLAN”

En la seccional Lobos del gremio docente SUTEBA, tuvo lugar ayer la presentación del libro “Si los muertos no hablan”, del historiador Sergio Carciofi. Se trata de una apasionante investigación que según manifestó el autor le demandó tres años de labor.

Carciofi- Ponce de León- Medina- Chiminelli

Carciofi- Ponce de León- Medina- Chiminelli

En diálogo con la prensa, Carciofi brindó detalles de su obra: “Se trata de un ensayo histórico argumentativo donde se cuenta el fusilamiento de un grupo de entrerrianos, enviados por Urquiza al fortín de Loncogüé, que está ubicado entre 9 de Julio y Carlos Casares. Este fusilamiento sucede el 26 de marzo de 1869, durante el gobierno de Sarmiento, quien le pide a Urquiza que le mande hombres para cubrir las necesidades de tropa en los regimientos de línea de la frontera Oeste de Buenos Aires. Urquiza le envía un contingente de 50 entrerrianos, quienes fueron arrancados de su terruño para mandarlos a esta zona. Llegan un 5 de marzo a la zona y el 26 de marzo se sublevan, por lo que el Cnel. Osornio, a cargo de la frontera Oeste en ese momento, sin juicio previo fusila primero a 12 de ellos, mata a otros 11 supuestamente en “combate”. Se le informa a Sarmiento y éste ordena que se fusile al cabecilla y que a los restantes,  se mate 1 de cada cinco elegidos a la suerte”.

“Esta historia fue oculta, y también olvidada. Los fusilamientos de los entrerrianos figuran en algunas notas al pie de algunos libros de historia, las referencias son dispares, hay algunas consideraciones que tienen datos que no hacen referencia a los archivos, y fue oculto en su momento luego de la revolución del 74 de Mitre donde hacen las pases definitivamente y surge el cambio de gobierno y luego la campaña del desierto que terminó con el genocidio de las poblaciones aborígenes ocultando todo tipo de atrocidades anteriores”, explicó el historiador Carciofi ante la pregunta de un colega.

“Para su época esto fue un escándalo nacional, donde la prensa tomó partido como el diario La Nación, que era afecto a Mitre que se posiciona como el gran rival de Sarmiento y por el otro lado el diario La Tribuna y El Nacional que apoyaban al gobierno de Sarmiento”, añadió el autor.