LAS VUELTAS DE LA VIDA

Las vueltas de la vida
no tienen vuelta.
Su vuelco, sólo rota
en la existencia
de vivir, aunque ellas
giren sin parar, así,
como sin salida.
Así son… como los
caramelos multicolores
endulzan de rojos,
de ámbar y naranjas los
blancos rincones de los días.
Las vueltas, son apenas
unas pocas líneas rectas
que se curvan
para abrazar el arco
inexorable de la vida.
Son apenas las
tiernas miradas tuyas,
en un tiempo borracho
y azorado de sonrisas.
Es este verso que estás leyendo,
que no tiene vueltas…
como la vida.

MarIano Canegallo