EL LOCRO ATRAPO A CHICOS Y GRANDES, EXQUISITO Y “A PUNTO”

El equipo listo para comenzar a servir

Sin dudas es la gran atracción de esta jornada, y la idea se vio plenamente recompensada con la masiva adhesión popular.

El Locro de la Independencia congregó a chicos y grandes. Familias enteras formaron fila junto a uno de los accesos al Galpón del Bicentenario y, con una muy prolija organización que los hacía retirar el suculento plato por un lado y salir por la otra puerta -pasando primero por la cantina por si querían acompañarlo con bebidas, a beneficio de dos entidades- con los platos y cubiertos descartables en sus manos, o luego de haber comido la porción dentro del galpón como lo hicieron varios.

Impecablemente uniformados, los voluntarios que secundaron a Gonzalo Inella en esta “patriada”, fueron sirviendo cada una de las porciones con prolijidad, y recibieron las merecidas felicitaciones por toda la preparación de la comida que fue estupenda, como lo reflejó el comentario unánime de los comensales. “Está exquisito, a punto y calentito, como debe comerse el locro”, coincidieron los que disfrutaron del plato tradicional, inclusive aquellos que tienen experiencia en menesteres gastronómicos.

"Exquisito" coincidieron todos

Agustín, cómodamente sentadito, también disfrutó de su locro

Gonzalo Inella, requerido por Lobos News, se mostró feliz por la respuesta de la gente y por el apoyo con los voluntarios que trabajaron durante todo el día de ayer en la preparación del plato.

“Yo estoy muy contento y espero que les guste a todos”, comentó Gonzalo para luego indicar que “acá no hay secretos, hay que estar encima de las ollas, no dejar de revolverlo nunca para que no se pegue y para que el maíz vaya largando el almidón y se hace más cremoso”.

En cuanto a los ingredientes utilizados precisó que “usamos 80 kilos de carne, 20 kilos de panceta, 200 chorizos colorados, 4 bolsas de papa, 4 de zanahoria, 4 de batatas, 4 de calabaza, 20 repollos, todo más o menos equilibrado”.

Mientras que Graciela Duarte, del equipo del locro, recordó que “empezamos ayer a la una de la tarde con mucho entusiasmo, y la hemos pasado muy bien porque trabajamos con las manos para hacer algo que disfrute el pueblo”.

“Gonzalo dirigió todo el proceso, y te puedo asegurar yo que tengo experiencia en este tipo de eventos, que se utilizaron ingredientes de primera calidad, y acá estamos ya sirviéndolo con mucho gusto”.

El locro es la “vedette” de la fiesta popular. Y, según indicaron absolutamente todos, salió de primera.

A BENEFICIO…

En cuanto a la bebida -todas sin alcohol-, las tortas fritas, tortas y café para la tarde; el servicio es atendido por dos queridas instituciones locales: la Fiesta Día del Niño Padre Luis Troiano, y el Comedor Padre Lorenzo Massa.

La gente de ambas entidades trabajan a pleno para ofrecer este complemento, y por lo visto, les está tendo muy bien, gracias a Dios.

,

Deja un comentario